Branding verbal:
El marketing B2B
que no amaba a las palabras_