A una marca ya no le basta con tener claro qué productos fabrica o cómo lo hace, también necesita saber por qué lo hace, su propósito final. «Qué», «Cómo» y «Por qué», tres preguntas clave a la hora de construir una marca.

Hoy, el cliente es más protagonista que nunca. La servitización, antes reservada a las grandes compañías, se ha democratizado y adaptado a empresas de todos los tamaños y sectores B2B.

Construimos la estrategia de marca y la propuesta de valor, el branding visual y textual, las herramientas comerciales y las activaciones digital y off-line, para luego lanzar la marca a nivel internacional en Alemania (Brau Beviale) y en Bélgica (Horeca Expo).

El segundo evento de la mano de la FOEG se centró en el target y en la importancia que este tiene a la hora de crear una estrategia comercial. Los hábitos de consumo, las preferencias o las percepciones del público cambian rápidamente. Un mismo producto o servicio puede venderse a perfiles demográficos muy diferenciados, por eso es fundamental conocer a quienes te compran.

Dentro de la serie de eventos sobre marketing B2B que realizamos junto a la FOEG (Federació d’Organitzacions Empresarials de Girona), el pasado 18 de julio debatimos con empresas del sector industrial sobre la importancia de la marca en el mercado global.